miércoles, 27 de mayo de 2009

como circulan los vientos en la tierra



Los vientos polares del este

Se sitúan en las zonas de frente polar(situado entre los vientos polares del este y los predominantes del oeste), en las áreas que se encuentran entre las latitudes de 60° y los polos.
Estos forman una zona de aire frío que sopla hacia el sudeste (hemisferio del norte) y hacia el nordeste (hemisferio del sur) hasta que se encuentran con los del oeste, más cálidos. La interfaz entre los vientos polares del este y los del oeste es el frente polar, que se traslada a medida que ambas masas de aire se presionan entre sí de un lado al otro. El frente polar viaja del oeste al este y ayuda al aire frío a desplazarse hacia el sur y al aire húmedo y cálido, hacia el norte (hemisferio del norte) y, de ese modo, transporta energía calorífica a las regiones polares. A medida que el aire húmedo y cálido, característico de los vientos del oeste, ejerce una presión sobre los del este, fríos y más secos, se desarrolla un clima tempestuoso. Por consiguiente, el frente polar generalmente está acompañado por nubes y precipitaciones.




Los Vientos Alisios



Los vientos alisios soplan de manera relativamente constante en verano y menos en invierno. Circulan entre los trópicos, desde los 30-35º de latitud hacia el ecuador. Se dirigen desde las altas presiones subtropicales, hacia las bajas presiones ecuatoriales. El movimiento de rotación de la Tierra desvía a los Alisios hacia el oeste, y por ello soplan del nordeste al sudoeste en el hemisferio norte y del sudeste hacia el noroeste en el hemisferio sur. Las épocas en las que los alisios soplan con menor intensidad constituían un peligro para los primeros viajes veleros hacia el continente americano formándose épocas de calma del viento que impedían avanzar a los veleros.

En el ecuador se produce un ascenso masivo de aire cálido, originando una zona de bajas presiones que viene a ser ocupada por otra masa de aire que proporcionan los alisios. Las masas de aire caliente que ascienden, se van enfriando paulatinamente y se dirigen a bastante altura en sentido contrario a los Alisios, hacia las latitudes subtropicales, de donde proceden éstos. Los vientos alisios forman parte de la circulación de Hadley que transporta el calor desde las zonas ecuatoriales hasta las subtropicales reemplazando el aire caliente por aire más frío de las latitudes superiores. La rotación terrestre es la que produce la desviación hacia el oeste de estos vientos, desviación que se conoce como la fuerza o efecto de Coriolis, cuyo nombre procede de Gaspard Coriolis, un científico francés que describió los mecanismos de este proceso.

Cuando convergen los vientos alisios de ambos hemisferios se origina la ZCIT, Zona de Convergencia Intertropical.






La Zona de convergencia intertropical (ZCIT) es un cinturón de baja presión que ciñe el globo terrestre en la región ecuatorial. Está formado, como su nombre indica, por la convergencia de aire cálido y húmedo de latitudes por encima y por debajo del ecuador. A esta región también se la conoce como El Frente Intertropical o la Zona de Convergencia Ecuatorial. En inglés se conoce por su acrónimo ITCZ.

El aire es empujado a la zona por la acción de la célula de Hadley, un rasgo atmosférico a mesoescala que es parte del sistema planetario de distribución del calor y la humedad, y es transportado verticalmente hacia arriba por la actividad convectiva de las tormentas; las regiones situadas en esta área reciben precipitación más de 200 días al año.


La localización de esta región varía con el ciclo estacional siguiendo la posición del Sol en el cenit alcanzando su posición más al norte (8º N) durante el verano del Hemisferio Norte, y su posición más al sur (1º N) durante el mes de abril. Sin embargo la ZCIT es menos móvil en las longitudes oceánicas donde mantiene una posición estática al norte del Ecuador. En estas áreas la lluvia simplemente se intensifica con el aumento de la insolación solar y disminuye a medida que el Sol ilumina otras latitudes.

Existe también un ciclo diurno con los cúmulos convectivos desarrollándose a mediodía y formando tormentas por la tarde. Las variaciones de posición de la ZCIT afecta las precipitaciones en los países ecuatoriales produciendo estaciones secas y húmedas en lugar de frías y cálidas como en las latitudes superiores. Como las fuerzas de Coriolis son muchos menores en las latitudes cercanas al Ecuador el movimiento principal de la atmósfera viene producido por la célula de Hadley sin vientos muy intensos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Zona_de_convergencia_intertropical



Clima Subtropical

El clima subtropical (clima chino en la clasificación climática tradicional) se sitúa entre los 20º y los 35º de latitud, tanto norte como sur, y en las fachadas orientales de los continentes. Los centros de acción típicos son los anticiclones subtropicales, especialmente los que se sitúan sobre el océano, y el Frente Polar, que llega con regularidad aunque durante pocos meses. De esta manera este es un clima en el que dominan las masas de aire tropical marítimo, con un carácter cálido y húmedo, y masas de aire polar continental, procedentes de los grandes anticiclones fríos del centro de los continentes, con un carácter frío y seco. Las masas de aire tropical continental, cálidas y secas, son excepcionales.

Las lluvias son abundantes, entre los 800 y los 2 000 mm anuales, y se concentran especialmente en verano, que es cuando llegan las masas de aire húmedo. La mayoría de las lluvias se producen en verano y son de tipo convectivo; en cambio, en invierno están asociadas al Frente Polar, y aunque son importantes son menos abundantes que las de verano. No obstante en otoño se puede producir un máximo secundario, asociado a los huracanes.

El mecanismo de lluvias es muy parecido al de los monzones, por lo que, en buena medida está afectado por ellos. Así, también se ve afectado por tormentas tropicales y huracanes desde finales de la primavera hasta otoño. La diferencia es que en este clima llegan masas de aire polar.

Las temperaturas son cálidas todo el año. Incluso en invierno la media del mes más frío no baja de los 0 ºC, aunque pueden ser frescos. La oscilación térmica anual es moderada, y está entre los 15 y los 23 ºC. La oscilación térmica diaria es reducida, gracias a la humedad, y no suele sobre pasar los 10 ºC. El verano suele ser cálido, superando los 25 ºC, mientras que el invierno llega a ser fresco, al situarse las medias de estos meses entre los 5 y los 10 ºC.

Encontramos el clima subtropical húmedo en el sudeste de Estados Unidos, Uruguay y las zonas próximas de Brasil y Argentina, en América, el sur de China, Formosa (Taiwán) y Japón en Asia, y la costa oriental de Australia.

La vegetación típica es el bosque subtropical húmedo, con un bosque caducifolio de robles, carpes, castaños, etc., y vegetación perennifolia de origen tropical. En América del Norte encontramos hayas y coníferas. Predominan los suelos evolucionado de tipo pardo, con humus mull o moder, y los suelos de turba. En las pendientes aparecen suelos ránker y rendzina.



El clima tropical seco (clima desértico en la clasificación climática tradicional) se sitúa entre los 15º y los 25º de latitud, tanto norte como sur. Estas son las regiones en las que nacen las masas de aire tropical continental, que tienen, por tanto, un carácter muy seco y caluroso. Estas son las regiones del planeta en las que se sitúan los grandes anticiclones subtropicales, pero en lugar de estar situados sobre el mar están situados sobre un continente. Así, los centros de acción dominante son, precisamente estos anticiclones, cálidos y secos; y eventualmente la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT).

Una de las características más destacables de este tipo de clima es la alta insolación. La baja humedad de las masas de aire permite que los rayos del sol lleguen sin obstáculos hasta la superficie terrestre, calentando extraordinariamente las rocas. Por el contrario, por la noche esa misma sequedad del aire provoca que no se produzca el efecto invernadero, y la temperatura cae bruscamente, y muchos grados.

Las lluvias son muy escasas, casi anecdóticas, menos de 250 mm al año. En general se trata de tormentas, que se producen cuando llega aire un poco más húmedo a las capas altas de la atmósfera. Esto se produce cuando el sol está más bajo en el horizonte, es decir en «invierno». Todos los meses son áridos.

Las temperaturas son muy cálidas todo el año, en torno a 27 ºC de media, pero con una amplitud térmica anual de entre 10 y 18 ºC entre el mes más cálido y el mes más frío. La amplitud térmica diaria es aún mayor, y puede llegar a los 30 ºC. Las temperaturas dependen mucho de la altura del sol sobre el horizonte, de tal manera que se alcanzan las temperaturas más altas en verano y las más bajas en invierno, sin variaciones debidas a la llegada de masas de aire polar.

Una característica de este clima es la alta frecuencia de vientos fuertes, que unido a otros factores limitantes (aridez y calor) dificulta la colonización vegetal.

Encontramos el clima tropical seco en el Sáhara en África, Arabia, e Irán en Asia, el desierto australiano y pequeñas regiones de Sudáfrica, Suramérica y México.

La vegetación es muy pobre, pocas plantas y con características xerófilas muy marcadas. Dominan las plantas espinosas, con un amplio aparato radical, y las suculentas. Se dan subtipos que van desde los más crudos desiertos de arena hasta la estepa de gramíneas.

Los suelos son muy pobres y altamente salinos, por lo que las plantas deben de tener tolerancia a la sal (halófilas).

La fauna ha de adaptarse al calor y a la falta de agua y alimentos. Se defienden del calor con la actividad nocturna o crepuscular, y la estivación durante los meses de más calor.




Altas Presiones Tropicales

Las zonas de alta presión muchas veces se establecen como zonas de transición entre dos zonas de baja presión. Normalmente son zonas de transito de viento. Allí, la presión de la atmósfera, ejerciendo todo su peso contra la superficie, expulsa hacia zonas de menor presión atmosférica las formaciones nubosas, produciéndose también vientos.

En el hemisferio Norte, las zonas de presión alta (anti ciclones), giran hacia la derecha, o en el mismo sentido de las manecillas del reloj, mientras que en el hemisferio Sur, las zonas de presión alta giran hacia la izquierda o en sentido contrario al de las manecillas del reloj

En el Hemisferio Austral existe un cinturón de altas presiones conocido con el nombre de Cinturón subtropical de altas presiones, cuyo eje se sitúa en torno a los 30º de latitud Sur. En el Hemisferio Norte, la mayor presencia de masas continentales provoca que no exista un cinturón de altas presiones como en el caso anterior. Por el contrario, la situación de las altas presiones varía según la época del año.

Altas Presiones Subtropicales – Un cinturón de altas presiones asociado con el descenso del aire de latitudes de caballo. (En las zonas subtropicales el aire se enfría y desciende creando áreas de altas presiones con cielos claros y despejados y pocas precipitaciones, llamadas Zonas Subtropicales de Altas Presiones. El aire que desciende es cálido y seco, originando desiertos en estas regiones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada